Belasteguín: “El pádel ha dejado de ser una moda; ya es un deporte”

“Soy un obsesionado de mejorar y trabajar. Sigo con la ilusión de un chaval de 15 años… y tengo 37”

Fernando Belasteguín, nacido en la localidad argentina de Pehuajó hace 37 años, lleva ocupando el número uno del ránking mundial durante 15 años. Hace dos cambió de pareja y actualmente juega al lado del zurdo brasileño Pablo Lima. Les va bien, aunque perdieron la primera final de la temporada del World Pádel Tour frente al dúo formado por el español Paquito Navarro y el argentino Sanyo Gutiérrez.

Fernando Belasteguín lleva 15 años siendo el número uno del ranking mundial de pádel | Imagen/ Valentí Enrich.

¿Como se presenta la temporada? 

La temporada se presenta con muchas ganas y la ilusión de siempre. Van pasando los años y tengo cada vez más ganas de entrenar, de seguir mejorando y estoy con la ilusión de un chaval de 15 años… y tengo 37.

¿El objetivo sigue siendo mantener el número uno?

El objetivo es mejorar. Yo creo que con Pablo (Lima) tenemos mucho margen para mejorar tanto a nivel individual como a nivel de pareja. Vamos a trabajar para que así sea.

¿Qué aspectos tiene que mejorar un tipo que lleva 15 años siendo número 1?

En lo personal todo lo que es el juego de ataque.

¿Y como pareja?

Los contrataques. Posicionarnos en la red lo más rápido posible y cuando estamos en la red ser muy punzantes los dos.

¿Sueles pararte a pensar lo que has conseguido?

No, y quizás sea un error. Tengo una forma de ser que no me lo permite. Soy un obsesionado de mejorar y de trabajar. Cuando me retire voy a echar la vista atrás y voy a darme cuenta de todo.

¿Se ha reducido la distancia entre el pádel amateur y el profesional?

No, son dos cosas distintas. Una cosa es la cantidad de gente que lo juega, antes podíamos hablar de una moda y ahora ya podemos hablar de un deporte porque el pádel no para de crecer desde hace 15 años. A nivel amateur lo están jugando casi cuatro millones de personas. A nivel profesional todavía es un deporte muy joven.

Explíquese…

Se está trabajando a marchas aceleradas desde el circuito para hacer un producto cada vez más televisivo, que los jugadores sean cada vez más profesionales, pero a nivel profesional todavía estamos muy lejos de la consolidación que vive el pádel amateur.

¿Qué aporta el pádel profesional al pádel amateur?

Aporta el show. Lo que pasa es que tienes que practicarlo para darte cuenta de lo que es ser profesional y ver la dificultad que tiene. Hoy se están haciendo cosas en una pista de pádel que son espectaculares.

La importancia del pádel de base

¿En el pádel antes no había base, pero esta situación se está revirtiendo?

Sí, y es algo muy positivo. Las escuelas de niños en los clubs no paran de crecer. Se toman el pádel como un deporte. Y para la existencia y el crecimiento del deporte se necesita a los niños. Que haya clubs con escuelas grandes significa que el pádel goza de una salud buenísima.

¿Se ha llegado a un punto en el que se especula con el pádel?

Si en algún momento hay más oferta que demanda los clubs que no den un servicio profesional serán los primeros que van a sufrir. Hoy en día abres un club de pádel y se llena de gente.

En algún momento parará el crecimiento de licencias federativas

Es posible, pero esto es relativo porque el pádel no te exige licencia federativa para jugar cada fin de semana. Esto es un hándicap. En toda España hay 55.000 licencias y hay 4 millones de personas que juegan.

Catalunya está siendo la referencia del pádel.

En Catalunya hace siete u ocho años que el pádel se ha instalado con una fuerza espectacular y tiene un tirón increíble.

¿Qué papel tienen los medios de comunicación en el pádel?

Quizás al pádel se le está pidiendo mucho más de lo que nos puede dar. Es un deporte de 25 años y se le está exigiendo que salga en los medios, la tele. Hay que ir poco a poco y si la prensa encuentra en el pádel un deporte que lo juegan 4 millones de personas verá interés.

¿Cómo son las pistas Bela que habéis creado junto a la empresa del padre de Gerard Piqué Visa Sports?

Es una pista que lleva mi nombre en la que intentamos buscarle el mejor diseño. Está muy enfocada al mercado internacional. Es una pista panorámica 100%, sin nada de hierro, tiene led perimetral, la arena color verde… Es un placer porque por cada pista que se haga me dan una parte que a la vez yo doy a los niños de síndrome de Down de mi escuela en Argentina. Así que intentamos que se dé a conocer el pádel internacionalmente y ayudamos a esos chicos.

Ve al Barça desde otra prespectiva

¿Qué hacemos con el Barça?

Creo que el culé no es consciente de lo que ha vivido estos años. Es parecido a lo que me pasa a mí que no soy consciente de lo que he hecho. En un deporte como el fútbol dejas de existir de una semana a otra. Parecía que el Barça era el peor del mundo porque perdió 4-0 en París y llegó la remontada. Ahora perdió 3-0 ante la Juve y se vuelve al desánimo. Pero no se piensa que hace 10 años que el Barça es el referente de todo el mundo con el fútbol que hace.

¿No hay que preocuparse?

Los que somos deportistas profesionales valoramos incluso más que la propia gente lo que hace el Barça. Lo vamos a recordar dentro de 20 años como algo que creo que no se volverá a ver.

Primera final, primera derrota

A ti te ha pasado algo parecido perdiendo la final del primer torneo del World Pádel Tour.

Yo siempre digo que el compañero habitual del deportista es la derrota, lo excepcional es ganar. Los que hemos convertido lo excepcional en un hábito como le pasa al Barça o a mí cuando pierdes parece que se acaba el mundo. En dos años con Pablo hemos perdido dos partidos, ahora hemos perdido la primera final del año, así que si perdemos un partido más será peor que los dos anteriores. Ojalá me suene tanto el teléfono cuando vuelva a perder porque significará que sigo ganando.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here