El guión de los octavos ya conoce la mitad del reparto

Queda definida la mitad del plantel de octavos de final del Estrella Damm Barcelona Master

Este martes arrancaba la primera parte de la ronda de dieciseisavos de final del Estrella Damm Barcelona Master, un total de ocho apasionantes duelos para acceder a la instancia de octavos.
La pista central del Real Club de Polo comenzaba la actividad con el encuentro entre una pareja de nuevo cuño, Pablo Lijó y Guillermo Lahoz frente a Antonio Luque y Diogo Rocha.

Las sensaciones del nuevo binomio fueron positivas desde el comienzo, con un Lahoz dominador y un Lijó exhibiendo potencia en sus tiros. Un sólo break de diferencia les valía para hacerse con el primer set por 6-4. Para el segundo episodio, la diferencia se acrecentó, dominando Lijó y Lahoz con mayor facilidad a sus rivales. En menos de una hora y diez minutos con un rotundo 6-1 en el segundo, el madrileño y el gallego conseguían su clasificación para los octavos de final del Estrella Damm Barcelona Master Trofeo Adeslas.

El estreno de la pista 2 estuvo protagonizado por Rubén Rivera y Gerard Company frente a Adrián Blanco Antelo y Diego Ramos. Una igualidísima primera manga necesitaba del tie break para conocer a sus dueños. Serían los jugadores catalanes los más certeros en la muerte súbita para colocarse un set arriba (7-6). También de poder a poder se servía un caliente segundo set. Con Ramos y Blanco Antelo, tratando de recuperar el terreno perdido, pero encontrando en su intento la resistencia y la paciencia de Company y Rivera. Su trabajo dio frutos, y una rotura les bastó para cerrar el set con un apretado 7-5 que les clasificaba para la siguiente ronda en Barcelona.

En el segundo turno de la central, momento para el estreno en el torneo de la pareja número 2 del mundo, Paquito Navarro y Sanyo Gutiérrez frente a Germán Tamame y Nacho Gadea. Los jugadores que entrena Ramiro Choya salieron en tromba al partido, dominando con comodidad el marcador. Un vendaval de pádel que en 13 minutos, tenía al puntano y al sevillano con 5-0 a su favor. El set se cerraba con un 6-1 para la dupla hispano argentina. Sin embargo esa inercia se iba a detener súbitamente en el segundo set, con un Gadea mucho más entonado y un Tamame mucho más contundente en sus remates. Se colocaron con 4-1 y break a favor en el duelo. La reacción de los número dos, les llevaba a recuperar lo perdido y la manga se vio abocada a la muerte súbita. En ese terreno estuvieron mucho más entonados el madrileño y el puntano para cerrar el duelo por 7-6 en poco más de una hora y 7 minutos de partido.

Tercera presencia en el cuadro de una gran cita esta temporada para Juan Manuel Restrivo y José Rico, sus rivales, también venidos la previa Lucho Soliverez y Agustín Tapia. Comienzo eléctrico de Rico y Restrivo, demostrando su favoritismo para el duelo en el arranque de la primera manga. Un 6-1 fraguado a base de velocidad, atrevimiento y un control de la red ante el que poco podían hacer sus rivales. Para el segundo set, Tapia y Soliverez empezaron a encontrar buenas sensaciones sobre la pista e igualaron muchísimo la contienda, tanto que lograron dar la vuelta a la situación anotándose la segunda manga por 6-2.

El tercer set asistiría a la reacción de Rico y Restrivo, que con un nuevo 6-2 abrían las puertas de los octavos de final, tras más de una hora y 48 minutos de choque.

El penúltimo partido de la cancha principal contemplaba el encuentro entre Javier Escalante y Toni Bueno frente a Cristian Gutiérrez y Franco Stupaczuk. Iban a ser Bueno y Escalante los que llevaban la voz cantante en el arranque del choque. Fino, Bueno en sus envío y devastador en sus potentes remates Escalante, no dejaban aparecer en escena a dos exquisitas palas como las de Cristian y Stupa. El marplatense y el chaqueño comenzaron a carburar justo a tiempo para equilibrar la manga y dominarla, un 6-3 en 44 minutos ponía en ventaja a los de Carlos Pozzoni.

El binomio argentino había dado con la fórmula para hacer daño a sus rivales y aplicaron la misma receta desde el incio del segundo set. Con Cristian sublime en la anticipación de los movimientos rivales, y con Stupa desplegando su pádel dominador y feroz en toda la cancha. Otro 6-3 sellaba el pasaporte a la siguiente fase en la Ciudad Condal.

Raúl Díaz y Raúl Marcos iban a enfrentarse a Seba Nerone y Alex Ruíz por un lugar en octavos. Tras alcanzar la final del Lisboa Challenger hacía tan dos días, Ruíz y Nerone demostraron atravesar un buen momento de forma dominando el choque de principio a fin. La primera manga la conquistaban los hombres de Rodrigo Ovide por un marcador de 6-3. Ruíz muy suelto en su tiros y Nerone infranqueable en la volea, “los raúles” no daban con la tecla, ni encontraban ese globo profundo para entrar en el duelo. Tan fue así que el segundo set tomaría los mismos derroteros que el primero. En poco más de una hora y 17 minutos de partido el bonarense y el malagueño conquistaban el pase a octavos aun con luz natural en las instalaciones del Real Club de Polo de Barcelona.

El último partido programado en el escenario principal del torneo, vería el debut de un binomio de circunstancias Miguel Lamperti y Matías Marina frente a otra pareja de nuevo cuño, Federico Quiles y Jordi Muñoz. Un atractivo duelo que se iniciaba muy parejo. Quiles daba el susto al lastimarse el tobillo izquierdo en el quinto juego con 3-2 a favor. Curiosamente, tras regresar al juego, lograba junto a Muñoz el primer break del choque. Una ventaja que conservarían hasta el desenlace de la manga para anotársela por 6-4.

Reaccionaron los hombres a las órdenes de Gustavo Pratto. El segundo set destapó a un Marina más cómodo en la derecha y a un Miguel Lamperti y su repertorio de remates marca de la casa. Un ritmo más elevado y una mejor selección de los tiros, daba a Lamperti y Marina el segundo set por 6-1.La resolución, quedaba emplazada a la batalla de tercer set. A medida que transcurrían los minutos, Marina y Lamperti se mostraban más sueltos, hasta que esa sensación cristalizó en forma de break en el cuarto juego, para colocarse con renta de 3-1 a su favor. Una nueva ruptura en el 6º dejaba sin opciones a los jugadores dirigidos por Leo Padovani, que venían como Lamperti y Marina certificaban su presencia en octavos con un 6-1 tras 1 hora y 43 minutos de enfrentamiento.

Los últimos clasificados para la ronda de las 16 mejores parejas iba a dirimirse del enfrentamiento entre Juan Tello y Federico Chingotto ante Peter Alonso y Javier Ruíz. Demostración de concentración y solidez de la pareja española dirigida por Ramiro Choya en el primer set. Con el granadino Ruíz muy entonado y resolutivo en la definición, y Alonso que definitivamente ha recuperado las buenas sensaciones tras su operación de muñeca, Chingotto y Tello no encontraban el camino para hacer daño a sus rivales. Un claro 6-2 servía al binomio español para ponerse en ventaja. En el segundo set, poco o nada cambió del guión esbozado en el primero. Tras cinco juegos del segundo episodio, Peter Alonso y Javier Ruíz, habían puesto su rúbrica en cuatro de ellos. La resolución del set llegaba en el décimo juego para un marcador de 6-4 final.

La jornada de martes, ponía el punto y final con ocho binomios clasificados para la ronda de las 16 mejores duplas del torneo.El miércoles desde las 10 de la mañana en el Real Club de Polo se reanudan las batallas de dieciseisavos de final del Estrella Damm Barcelona Master.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here